¿Es importante regalar?

Los regalos son tan antiguos como la civilización misma, como seres sociales experimentamos placer al generar bienestar a aquellas personas que nos importan, y un regalo es una manifestación de esa búsqueda del bienestar de alguien especial.

Sin embargo, vivimos en una sociedad consumista que pareciera haber creado una estrategia maquiavélica de marketing para que cada día del año exista un pretexto perfecto para gastar sin control en celebraciones banales, lo que nos hace cuestionarnos si realmente es importante o no regalar.

La ciencia detrás de los regalos

De acuerdo con un artículo de la BBC, la ciencia confirma que el acto de regalar puede generar felicidad y ayudarte a fortalecer tus relaciones, sin embargo un mal regalo o un regalo por las razones incorrectas puede generar un efecto totalmente opuesto.

Empecemos por esto último, el motivo del regalo.

La intención detrás de un regalo debe ser auténtica, no importa si se da en el marco de una popular celebración o de manera espontánea un día cualquiera. Lo verdaderamente relevante es que exista una chispa real, ese momento en el que nace dentro de ti el deseo de sorprender a alguien con algo que recuerde para siempre, que tan solo sea una expresión más de que esa persona te importa y te gusta verla feliz, y no algo por obligación o peor aún por compensación.

¿Y cómo elegir un regalo que refleje el motivo?

Un regalo que viene desde la motivación correcta nunca será malo porque su esencia estará impregnada de intención, y eso debería ser más que suficiente para generar alegría en quien lo recibe. Sin embargo existe un aspecto fundamental que te puede ayudar a convertir cualquier regalo en algo épico.

La experiencia

Existen un sin fin de cosas materiales que generan placer instantáneo, sin embargo lo que fácil llega fácil se va. Lo que realmente perdura son las experiencias, esos momentos que rompen con lo cotidiano y que te permiten vivir algo nuevo y diferente. Y esto no significa que debes regalar un viaje a la luna para que sea sorprendente ni que no puedes regalar un perfume, simplemente cómo haces para que ese momento sea distinto y este lleno de intención.

Los anillos de compromiso son el ejemplo perfecto, quien lo recibe da mucho más valor al momento y al cómo fue construido, que al anillo en sí (al menos en la mayoría de los casos). Crees que una persona cambiaría un recuerdo lleno de dedicación y emotividad por un anillo más caro que le llegara por paquetería con un mensaje de ¿Quieres casarte conmigo?

Una vida llena de experiencias se disfruta, así que la oportunidad de formar parte de la historia de vida de alguien más regalando una experiencia es grandiosa. Y nuevamente no es un tema de gasto sino de intención, una cena en un yate privado en Mónaco con un cuarteto de cuerdas es una experiencia, pero también lo es una caminata gratuita en una montaña durante el amanecer.

¿Cómo elegir la experiencia ideal?

Normalmente cuando estamos buscando un regalo nos preguntamos qué le gusta a esa persona, y eso claro que puede ayudar, sin embargo podemos cambiar ese enfoque y preguntarnos qué será eso que nunca ha vivido esa persona, es ahí cuando el gran momento comienza a tomar forma.

Por supuesto tu sentido común te ayudará a no elegir algo que provoque un efecto negativo en quien recibe el regalo, pero la realidad es que muchas personas dicen que no les gusta algo sin haberlo probado siquiera, así que existe una regla muy fácil para vivir una vida llena de experiencias: Si no te pone en peligro, ni hace daño a alguien más, ¡pruébalo! Te sorprenderán los resultados de este enfoque al momento de regalar o regalarte algo.

Aprender a tocar un instrumento, descubrir una nueva cultura, experimentar una cata de vino, correr un maratón, pintar una obra de arte… las posibilidades son infinitas, atrévete a regalar y a vivir cosas nuevas. Solo ocúpate de elegir correctamente a quienes te ayudarán a crear estos momentos, de lo contrario podrías llevarte un mal sabor de boca.

En Funboxing entendemos la importancia que tiene dar un regalo y nos comprometemos como nadie con ese momento, por eso nuestras experiencias están diseñadas y curadas para convertir esa chispa de la que hablamos en un recuerdo memorable.

Pero no solo eso, al elegirnos para formar parte de una nueva historia, nos convertiremos en tus cómplices durante todo el proceso para garantizar el resultado como si se tratara de un regalo para nuestra propia madre.

Y tal es nuestro compromiso, que si en nuestra plataforma no encuentras la experiencia ideal te ayudamos a buscarla donde sea, pero de aquí sales con un regalo extraordinario SÍ O SÍ. Pruébanos 🤓

Si te gustó este artículo y crees que puede ayudar a que más gente cree momentos memorables, nos encantaría que nos ayudaras a compartir.

¡Adiós regalos ordinarios, hola Funboxing!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp